Make your own free website on Tripod.com

Los compenentes básicos de una red


La computadora

A partir de la célula básica de una red, utilizaremos como ejemplo una computadora del tipo PC. Esta cuenta con una CPU (unidad de procesamiento central) que normalmente se encuentra en la motherboard (o placa madre). Dentro de la CPU encontramos también la memoria RAM (memoria de acceso aleatorio), utilizada por el procesador para ejecutar los programas y la aplicaciones o software.


Los periféricos

Los periféricos fueron creados para que la computadora pueda interactuar y comunicarse con el mundo externo y también con otras computadoras. El teclado es la puerta de entrada de la computadora, a través de la cual se ingresan los datos necesarios para su funcionamiento. Los discos (rígido y flexible) son utilizados para almacenar todo lo que sea necesario, desde programas hasta los datos resultantes del procesamiento de la información. El monitor y la impresora nos permiten visualizar los resultados del procesamiento.


Las placas

La placa madre (o motherboard) de una computadora está compuesta por ranuras de expansión, que son simples conectores que posibilitarán la expansión de la capacidad de la computadora. Un tipo de placa muy conocido es la de fax/módem. Con ésta es posible enviar y recibir mensajes de fax a través de una línea telefónica; conectarse con otra computadora para el intercambio de datos y la conexión con cualquier tipo de red, como Internet, Intranet y Extranet.

Otro tipo de placa muy utilizado es la de sonido, que compone los kits multimedia tan comunes y que permite al microprocesador transformar constantemente la información de muchas aplicaciones en sonidos estéreo.

Existen muchos otros tipos de placas diferentes. La arquitectura de la computadora fue proyectada de tal manera que, a partir de una configuración básica, se pueda transformarla en una más adecuada para su uso. En la actualidad, la industria mundial ofrece computadoras que, en esencia, son muy similares y contienen una CPU, memoria, discos rígido y flexible, monitor y teclado, pero que son completamente diferentes en la composición de sus accesorios, que las tornan más adecuadas para ciertos tipos de aplicaciones específicas.

Si una computadora tiene como función principal el desarrollo de diseños de alta definición, probablemente contará con el auxilio de una placa aceleradora de video y de un escáner, otro dispositivo de entrada de información, una especie de lector de imágenes que funciona como una copiadora pero con la diferencia de que permite registrar y guardar la información a la que se ha accedido.


Placas de comunicación

Cuando sea necesario interconectar una computadora en red, habrá que contar con un componente adicional: una placa de comunicación. Existen varias placas de este tipo. Una de ellas es la placa fax/módem. Cuando conectamos una computadora por medio de la línea telefónica con un proveedor de acceso a Internet y utilizamos la red, literalmente establecemos una interconexión con millones de computadoras diferentes. Entramos en lo que se ha dado en llamar "La gran red".

Incluso existen otros tipos de placas de comunicación que permiten la interconexión de computadoras a una velocidad mayor que aquella que se ve limitada por el uso de la línea telefónica común.

Pero antes de profundizar sobre este punto necesitamos contar con una visión más amplia de los diversos componentes de una red.

Consideremos una empresa con diversas computadoras ubicadas en departamentos distribuidos dentro de su estructura física (oficina, fábrica o incluso filiales en otras localidades distantes de la computadora central o host). El primer problema a resolver es cómo hacer que se transmita la información de un lugar a otro.

Tomemos como ejemplo un televisor. Cuando está conectado al tomacorriente, lo máximo que logramos es utilizarlo con la videocasetera para ver películas, o bien usamos el monitor del televisor para jugar con videojuegos.

Sin embargo, si el televisor no está conectado con una simple antena de televisión no podremos recibir las ondas normales de transmisión televisiva y acceder a todos los canales comerciales disponibles de manera gratuita; si no está conectada con la red de televisión por cable, tampoco podrá acceder a la televisión por suscripción.

Una vez que se ha realizado esta conexión, podemos ver la programación local y mundial disponible. El concepto es que, al conectar el aparato a una red (en este caso, la antena o cable), ampliamos su uso. La antena o cable son, en este ejemplo, la placa de comunicación.


Otros tipos de placas

En una red con alcance local dentro de un mismo espacio físico, por lo general se emplea una placa de comunicación conectada con otras computadoras utilizando un cable. Este tipo de placa perminten alcanzar una gran velocidad de transmisión y es más conocida como placa de red.

Las placas de red más usadas para las comunicaciones locales son las que utilizan la tecnología de Ethernet y Token Ring. En este contexto no se hablará en detalle sobre las diferencias entre cada una de ellas o sobre otras tecnologías tales como ATM, FDDI, FastEthernet, etc.


Cables de conexión

Las placas de red utilizan un cable especial para conectar una computadora con otra. Dentro de las opciones más utilizadas se encuentran el cable coaxil -muy similar al utilizado para la TV por cable- y el cable de pares trenzados, que también se asemeja al empleado para la conexión de aparatos telefónicos.

Al utilizar un cable coaxil es posible interconectar una computadora con otra. La red, desde el punto de vista del cable, tiene un inicio y un fin definidos. El cable parte de un inicio preestablecido y pasa por todas las computadoras hasta llegar a la otra punta. Simplificando, en una comparación de simple asimilación, es el caso de un tendedero de ropa. Existen algunas reglas básicas que definen la cantidad de broches (computadoras) que el tendedero puede soportar, el tamaño máximo del tendedero (cable coaxil) y la manera en que se lo puede ampliar.


Cómo "colgar ropa"

La conexión por medio de cables coaxiles fue el primer tipo de conexión entre computadoras implementado comercialmente. Antes de ello, estos mismos tipos de cables habían sido utilizados en la conexión de terminales a las computadoras de gran porte.

Sin embargo, desde el principio esta solución presentó limitaciones en la expansión de la red, dado que algunas de sus características restringían su uso para un gran número de computadoras. La fragilidad de un cable interconectando máquinas de manera lineal hacía que cualquier rotura en alguna parte de la red interrumpiese la comunicación de todo el sistema. Ejemplificando, dentro del concepto del tendedero, si el alambre que sujeta la ropa colgada se rompe en algún punto toda la ropa caerá al piso. Si se rompe el cable, deja de existir la continuidad de la señal eléctrica y se interrumpe la transmisión. Dadas las características de la tecnología de la comunicación electrónica, si el conjunto de cable, conectores en "T" y terminales no estuviese perfectamente conectado, permitiendo que la señal transite de un punto al otro sin interrupciones, la red simplemente no funcionaría.


Pares trenzados

Cuando hablamos de un pequeño volumen de computadoras fácilmente localizables, donde el cable pasa por lugares bien conocidos y accesibles, es fácil detectar y corregir cualquier tipo de rotura. Pero si hablamos de un volumen muy grande de computadoras, el problema se torna mucho más complejo.

Es por eso que la tecnología UTP tuvo éxito desde su surgimiento. Hubo un gran movimiento por parte de las empresas en el sentido de sustituir toda la instalación de cables coaxiles por pares trenzados, lo que hizo que esta solución actualmente sea la tecnología más adoptada para las nuevas instalaciones.

Cuando se utilizan cables con pares trenzados las computadoras se interconectan entre sí como si formaran parte de una red de internos de una central telefónica. Desde la central sale un cable UTP con un par de hilos que comunica cada interno con la central. Cada interno puede utilizar todos los servicios de la central, hacer conexiones externas e incluso comunicarse con otro interno.

En el caso de las computadoras el concepto es el mismo. El interno sería la computadora que se interconecta con una central llamada concentrador, a través de una placa y un cable UTP con, como mínimo, dos pares de conductores. El concentrador tiene la función de recibir la señal de una computadora y retransmitirla a las otras. Es como si todos los internos de una central telefónica estuviesen conversando entre sí al mismo tiempo.

Existen concentradores con diversas capacidades. Los más básicos pueden conectar hasta ocho computadoras, es decir, tienen ocho puertos de comunicación desde donde es posible "colgar" hasta ocho computadoras utilizando el cable UTP de dos pares. Los concentradores más utilizados en instalaciones de medio y gran porte pueden soportar hasta 24 conexiones. Existe también la posibilidad de interconectar un concentrador con otro, ampliando la cantidad máxima de computadoras en la red.

Con la utilización de esta tecnología, el problema de la rotura del cable dejará de afectar toda la red, ya que ahora se cuenta con un conjunto de hilos exclusivos que salen de cada computadora y que van hasta el concentrador. Si se rompe el cable, esto interferirá exclusivamente con la computadora que tiene el defecto y no con toda la red. Además, en este caso no existe la limitación de la cantidad de computadoras por segmento de cable coaxil. Apenas existe una limitación en la cantidad máxima que una red UTP puede contener, mucho más amplia que la que existe en una red coaxial.